El éxito de las camas articuladas reside en el hecho de que cada vez le damos más importancia a nuestro descanso. Estas camas están compuestas por colchones articulados y por somieres especiales, diferenciados en dos grupos:

Somieres articulados, que proporcionan cierta movilidad a la hora de elevar piernas o sentarse. Pueden ser dobles, con independencia entre cada parte. La forma más eficaz de asegurar tu descanso, sobretodo cuando compartes cama.

Somieres clínicos, que permiten una movilidad mucho mayor y que están especialmente diseñados para personas con movilidad reducida o para uso geriátrico.

Una vez decidida la articularidad del somier, pasaremos a buscar la parte fundamental que va a marcar la diferencia de nuestro descanso, el colchón articulado.

¿QUÉ COLCHÓN ES EL MÁS APROPIADO?

picoman rrss 2.jpg

En Grupo Picoman tenemos el colchón ideal para todas las circunstancias.

Generalmente existen tres grandes grupos de colchones que se diferencian en función de las necesidades del cliente:

1. Personas que padecen algún tipo de dolencia ósea o articular. En este caso el colchón articulado debe ser altamente transpirable y adaptable, ya que deberán pasar bastante tiempo en una determinada postura.

2. Otro uso frecuente llega en las personas con movilidad reducida. Para ell@s es fundamental que su colchón sea articulado y se adapte 100% al somier. La flexibilidad va a ser la característica más importante a la hora de decidirse.

3. Personas cuyo estilo de vida o espacio en la vivienda les llevan a pasar horas en la cama que no son de sueño. Debido a la reducción del tamaño de las viviendas, sobretodo en las grandes ciudades, muchas personas prescinden del sofá y utilizan la cama para leer, ver televisión e incluso trabajar. Para estas personas el máximo confort está en una cama articulada que permita una gran variedad de posiciones. En este caso el colchón debe ser ultraflexible y cómodo.

LOS MUELLES, NUNCA EN LOS COLCHONES PARA CAMAS ARTICULADAS


Además de los colchones viscoelásticos cuyo núcleo no esté perfilado, los muelles ensacados nunca van en tu cama articulada. Estos colchones se componen de un núcleo duro y poco flexible, con la carcasa de muelles ensacados. La combinación de una cama articulada con un colchón de muelles rompería el núcleo y acabaría con tu colchón.

Por esta razón, el consejo es simple: NUNCA utilices un colchón de muelles en tu cama articulada.

¿POR QUÉ SON IMPORTANTES LOS COLCHONES ARTICULABLES?

Sin un colchón que se adapte a las necesidades de tu somier articulado, nunca podrás disfrutar de las ventajas de tu cama. Las camas articuladas cuentan con distintos planos de articulación, con un motor y un mando que ajusta tu posición según necesites. Desde Grupo Picoman te aconsejamos que busques un colchón y un somier del mismo fabricante.

En este caso, somos distribuidores de los mejores fabricantes de camas articuladas: